¿CUÁNDO EVITAR EL CONSUMO DE ÁCIDO CLAVULÁNICO? » Riesgos

El ácido clavulánico es un compuesto muy utilizado en el área de la salud, ya que cuenta con propiedades que son sumamente beneficiosas, que hacen que éste tenga efectos eficaces a la hora de tratar y prevenir ciertas enfermedades.

Sin embargo, hay algunos casos en los que no se puede ingerir este compuesto, ya que podría ocasionar algunos efectos adversos; es por ello que en esta ocasión indicaremos cuándo evitar el consumo de ácido clavulánico.

Contraindicaciones: ¿Cuándo evitar el consumo de ácido clavulánico?

cuándo evitar el consumo de ácido clavulánico

Los beneficios del ácido clavulánico son muchos, ya que este compuesto actúa como un inhibidor de las enzimas betalactamasas, permitiendo restablecer la actividad antimicrobiana de los antibióticos; es por ello que es muy común ver esta clase de medicamentos con el ácido clavulánico dentro de su composición.

Hay que tener en cuenta que muchas veces las personas tienden a manifestar algún tipo de resistencia al efecto de estos medicamentos, pero afortunadamente el ácido clavulánico mejora esta situación, ya que hace que las bacterias frenen la acción del antibiótico. Gracias a ello el medicamento puede cumplir de manera efectiva su propósito, que es eliminar las bacterias que causan enfermedades.

Sin embargo, es fundamental resaltar que a pesar de que este compuesto brinde muchos beneficios y tenga una función tan importante en el organismo, su uso no es recomendable para todas las personas, ya que el mismo tiene sus contraindicaciones.

Para quienes se pregunten ¿cuándo evitar el consumo de ácido clavulánico?,deben saber que eso va a depender de ciertas enfermedades o del uso combinado con otros medicamentos. Por eso siempre es recomendable acudir antes a un médico especialista, para que le indique si puede o no hacer uso de este compuesto.

No obstante, en esta ocasión conoceremos cuáles son esos casos en los cuales se deberá evitar el uso de este compuesto y, a continuación los mencionamos:

Insuficiencia renal

Las personas que padecen de insuficiencia renal deberían evitar el consumo de ácido clavulánico; básicamente porque la mayoría de los antibióticos se eliminan a través del riñón. Y el caso del ácido clavulánico con la amoxicilina no es una excepción.

Medicamentos anticoagulantes

Las personas que se encuentran tomando algún medicamento anticoagulante, deberían evitar el consumo de ácido clavulánico, puesto que podría causar algunos efectos adversos.

En este caso sería común el incremento de los efectos secundarios de los anticoagulantes, lo cual podría traducirse en la presencia de un incremento en el sangrado. Así que se recomienda que consulte primero con un médico especialista antes de consumir ácido clavulánico en conjunto con este medicamento.

Anticonceptivos orales

Normalmente el consumo de ácido clavulánico se debe evitar cuando se están tomando anticonceptivos orales. Básicamente porque el ácido clavulánico por lo general se combina con algún antibiótico; los cuales en algunos casos podrían causar interacción y daños en su eficiencia.

A pesar de que los estudios sobre esto no están muy respaldados, se recomienda que se consulte con un médico especialista antes de consumirlo.

Enfermedades en el hígado

Las personas que padecen de enfermedades en el hígado, deberían evitar el consumo de ácido clavulánico; o primeramente consultar con un médico especialista a fin de consultar sobre si es posible consumir ácido clavulánico en estos casos y evitar cualquier riesgo de consumo.

Por lo general el médico podrá evitar el consumo o bajar las dosis de ácido clavulánico y el antibiótico, a fin de evitar daños. Todo esto dependiendo de la razón por la cual se esté ingiriendo el ácido clavulánico.

En general, el ácido clavulánico debería ser evitado en personas que estén bajo el tratamiento con algún medicamento que tenga interacción con este; o por el contrario, cuando tenga enfermedades relacionadas a los riñones o al hígado.

Además, se debe evitar el consumo si se va a tomar bebidas alcohólicas.