¿CUÁNDO USAR LA AMOXICILINA? » Beneficios y recomendaciones

La amoxicilina es uno de los antibióticos más utilizados para tratar una amplia variedad de infecciones que se pueden presentar. Esta posee varias presentaciones, entre ellas, la amoxicilina con ácido clavulánico es una de las más comunes.

Sin embargo, muchos se preguntarán cuándo usar ácido clavulánico y amoxicilina; y es que esta combinación debe usarse para tratarse infecciones específicas, debido a los beneficios del ácido clavulánico en el tratamiento de ciertas afecciones.

¿Cuándo usar ácido clavulánico y amoxicilina?

cuándo usar ácido clavulánico y amoxicilina

Existen algunas bacterias que producen enzimas llamadas lactamasa. Estas actúan inhibiendo la acción que ejerce la amoxicilina; lo cual a su vez resulta en que la infección no se erradique.

Por su parte, el ácido clavulánico, posee componentes que inhiben la acción que ejercen estas bacterias en la amoxicilina. Por lo que al combinar la amoxicilina con el ácido clavulánico, se tendrá una mejor acción frente a la infección.

¿Cuándo usar ácido clavulánico y amoxicilina? la respuesta es simple. Cuando se traten casos en los que las bacterias liberen las enzimas mencionadas. Entre los principales casos destacan:

Mordeduras de mamíferos o picaduras

Uno de los momentos cuando se puede usar ácido clavulánico y amoxicilina, es cuando se trata de mordeduras de mamíferos; incluso mordidas del ser humano, en dado caso. Esto con la finalidad de tratar las posibles infecciones que se puedan sufrir tras esto.

Cualquier mordedura o picadura, debe tratarse con antibióticos; puesto que es común que se presenten infecciones. En estos casos, la amoxicilina con ácido clavulánico es esencial para tratar la amplia gama de posibles organismos.

Sinusitis

Otro caso es cuando usar el ácido clavulánico con amoxicilina se recomienda para los casos de sinusitis. Sin embargo, esto únicamente es cuando la amoxicilina por sí sola no haya hecho efecto alguno en administraciones previas.

A pesar de que son raras las veces en las cuales la sinusitis mantiene presencia de organismos anaerobios; pueden darse casos aislados. En estos es recomendable recurrir a la amoxicilina con ácido clavulánico.

Infecciones del pie diabético

Las infecciones del pie diabético suelen ser originadas por algunos organismos bacterianos; ante los cuales es recomendable un antibiótico de amplio espectro, como el caso del ácido clavulánico.

Por ello, ante estos casos se recomienda el uso de este antibiótico para incrementar la acción contra estas bacterias.

Pielonefritis aguda

En casos en los que la pielonefritis aguda no se pueda tratar con amoxicilina por sí sola. Se recomienda el uso de esta en combinación con el ácido clavulánico; ya que este posee una buena penetración renal, lo cual hace que su efecto sea más eficiente.

Esto se recomienda cuando el paciente mantenga algunos síntomas leves. En el caso de que el paciente se encuentre con síntomas más profundos, el tratamiento debe ser por vía intravenosa.

¿Cada cuánto usar ácido clavulánico y amoxicilina?

cuándo usar ácido clavulánico y amoxicilina

El ácido clavulánico y la amoxicilina, deben ser utilizados de acuerdo a la recomendación del médico especialista. Sin embargo, por lo general, esto se realiza un aproximado de una tableta cada 8 o 12 horas; dependiendo del caso, según el tiempo que dure el tratamiento.

Independientemente de que ya los síntomas hayan desaparecido, se debe continuar con su consumo hasta culminar con el tratamiento.

Cabe destacar que existen comprimidos de 250 mg y 500 mg. La dosis debe ser la recetada; y por ningún motivo se debe alternar o reemplazar la cantidad indicada.

Recomendaciones finales para usar amoxicilina y ácido clavulánico

cuándo usar ácido clavulánico y amoxicilina

Además de seguir al pie de la letra las indicaciones dadas por el médico especialista. Es importante destacar que la amoxicilina en conjunto al ácido clavulánico no puede ser administrada sin récipe médico.

Además, frente a cualquier tipo de efecto adverso que se presente, se debe consultar con el médico especialista a fin de decidir si reemplazar o poner fin al tratamiento con este tipo de antibiótico.