EFECTOS SECUNDARIOS DEL ÁCIDO CLAVULÁNICO » Reacciones

Existen algunas personas que por alguna razón manifiestan resistencia a la acción sobre determinadas bacterias de los antibióticos. Por ello, hay sustancias que ayudan a contrarrestar estos efectos secundarios, entre ellas se menciona al ácido clavulánico.

A pesar de que el ácido clavulánico es muy utilizado en antibióticos como la amoxicilina, es necesario mantener cierta precaución en su consumo. Esto debido principalmente a que pueden existir algunas reacciones producidas por efectos secundarios del ácido clavulánico, las cuales se deben conocer.

Efectos secundarios del ácido clavulánico

efectos secundarios del ácido clavulánico

Cualquier medicamento tiene la posibilidad de presentar efectos secundarios. Estos básicamente dependerán de cada individuo, puesto que pueden ser ocasionados por alergias, interacción con otros medicamentos que se estén ingiriendo o sencillamente por cuestiones propias de cada organismo.

Ante esto es importante destacar, que el ácido clavulánico con amoxicilina o cualquier otra penicilina, debe ser recetado bajo prescripción médica. Ya que estos normalmente se suelen utilizar para atacar bacterias relacionadas a la lactamasa β.

Los efectos secundarios del ácido clavulánico no suelen ser graves. Sin embargo, dependerán del grado de frecuencia bajo el cual suelen aparecer.

Efectos secundarios frecuentes 

La presencia de estos efectos secundarios tras la ingesta de ácido clavulánico, suele ser más común. Estos no representan mayor problema, sin embargo se debe indicar al médico cualquier anomalía que ocurra, o que dichos síntomas interfieran con el correcto día a día.

  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Malestar estomacal.
  • Vómito.
  • Erupción cutánea leve.
  • Calambres abdominales.
  • Gases estomacales.
  • Cansancio general.
  • Debilidad muscular.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida del apetito.

Efectos secundarios poco frecuentes

efectos secundarios del ácido clavulánico

A pesar de que se tienen registro de estos efectos secundarios, su aparición suele ser muy poco frecuente. Ante la presencia de alguno de estos síntomas, es necesario recurrir con el médico tratante y comunicarle, a fin de cambiar, continuar o suspender el tratamiento.

  • Coloración amarillenta en la piel.
  • Comezón en algunas partes del cuerpo, acompañadas de una erupción.
  • Dificultad para respirar o tragar.
  • Secreción vaginal en el caso de las mujeres.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Presencia de sibilancias al respirar.

Efectos secundarios raros

Estos efectos secundarios del ácido clavulánico son muy extraños, por lo cual su presencia suele ser casi nula. Sin embargo, ante la presencia de alguno de estos síntomas es necesario suspender el tratamiento y consultar inmediatamente con un médico.

  • Cambios en la presión arterial.
  • Presencial de sangre al momento de orinar.
  • Anemia.
  • Coágulos de sangre.
  • Disminución de las plaquetas de la sangre.
  • Hepatitis aguda.
  • Ictericia colestásica.
  • Inflamación de la vejiga.
  • Convulsiones.
  • Nefritis intersticial.
  • Erupciones en la piel severas que incluyen desprendimiento.

Consideraciones finales

Es importante destacar que los efectos secundarios del ácido clavulánico más frecuentes no representan mayor problema y suelen presentarse durante el periodo que dura el tratamiento o nada más los primeros días, mientras el cuerpo se adapta a la nueva sustancia. De igual forma es importante mencionarle al médico sobre cualquier síntoma que aparezca.

Por otro lado, cuando se trata de efectos secundarios más raros, se debe suspender inmediatamente el consumo del ácido clavulánico, e informar al médico.

A pesar de ello, es poco frecuente la presencia de estos efectos secundarios, ya que son muchos los beneficios del ácido clavulánico. Sin embargo, el Comité de Seguridad de Medicamentos de Reino Unido, recomienda que el ácido clavulánico en conjunto con la amoxicilina o alguna penicilina, sea administrado bajo estricta vigilancia médica y únicamente en los casos en donde las infecciones hayan sido causadas por algunas bacterias productoras de lactamasa β; enzima que vuelve resistentes a estas bacterias frente a la amoxicilina o cualquier otra penicilina.

Así que en términos generales, el consumo de ácido clavulánico debe realizarse bajo estricta vigilancia médica y ante la presencia de algún efecto secundario, se debe acudir al médico.