JARABE DE ÁCIDO CLAVULÁNICO » Para qué se usa

El ácido clavulánico es un compuesto muy utilizado en la industria farmacéutica. Principalmente porque se añade como compuesto en diversos antibióticos como la amoxicilina; gracias a su poder de inhibir bacterias que se vuelven resistentes a la acción del antibiótico. Estas suelen venir en diversas presentaciones, siendo la más conocida las tabletas o jarabe de ácido clavulánico. Generalmente estos jarabes vienen en conjunto con el antibiótico, ya que por sí solo no puede tener el efecto que se desea.

El antibiótico actúa en conjunto con el ácido, ejerciendo la acción antibiótica e inhibidora de bacterias resistentes. Esta última gracias a los beneficios del ácido clavúlanico.

Jarabe de ácido clavulánico

jarabe de ácido clavulánico

En las farmacias se suele encontrar jarabe de ácido clavulánico y algún antibiótico, por lo general amoxicilina. Estos actúan juntos puesto que son de gran utilidad para quienes tienen bacterias que se han vuelto resistentes a la acción del antibiótico por sí solo.

Lo más común es encontrarlos en presentación de tabletas. Sin embargo también se suele vender como polvo para suspensiones orales. Estos, siendo utilizados principalmente por niños, quienes posean algún tipo de infección y no pueden ingerir los comprimidos.

Aspecto y descripción

El jarabe de ácido clavulánico suele venir en un envase que contiene, por cada ml 50 mg de antibiótico y 12,5 mg de ácido clavulánico.

Por otro lado, contiene otros ingredientes como: ácido cítrico, citrato trisódico, saborizantes y otros, dependiendo de la presentación del producto.

¿Para qué se usa?

El ácido clavúlanico en jarabe es utilizado en infantes o niños que tienen una infección. Bien sea en las vías respiratorias, otorrinolaringológicas, de la piel, urinarias, gastrointestinales, entre otras.

Cabe destacar que la misma debe ser siempre recetada por algún médico. No se recomienda la administración del producto sin alguna indicación médica.

Dosis recomendadas

jarabe de ácido clavulánico

Es importante tomar en consideración las indicaciones con las que venga el producto. Sin embargo, la dosis recomendada suele ser la misma para los jarabes pediátricos de ácido clavulánico y antibióticos.

En casos de niños menores a 40 kg una dosis de entre 1.5 ml hasta 4.0 ml, dependiendo del peso exacto. Siendo administradas cada 8 horas, por 6 o 10 días que dure el tratamiento. En el caso de los niños menores a 5 años la dosis debe ser suministrada de acuerdo a su peso corporal exacto. El médico tratante realizará las instrucciones respecto a la dosis y frecuencia de administración

Precauciones que se deben tener

Es importante destacar que el suministro de este jarabe debe ser por prescripción médica únicamente. Hay casos en los que se debe tener especial precaución con la administración del producto, bien sea por efectos adversos o antecedentes médicos. Sea cual sea el caso, el médico especialista siempre debe estar al tanto.

– Se debe suspender el tratamiento si aparece cualquier efecto adverso o reacción alérgica.

– No administrar jarabe de antibióticos y ácido clavulánico por más de dos semanas.

– Si el paciente tiene algún tipo de problema con el riñón, el médico debe saberlo, para así modificar la dosis y mantener especial cuidado. Al igual que si presenta problemas en el hígado.

– Durante el tratamiento se debe ingerir suficiente líquido.

Existen muchas marcas de medicamentos que contienen algún antibiótico con ácido clavulánico; en su mayoría se combina la amoxicilina, sin embargo cualquiera que sea recomendada por su médico está bien.

Es importante destacar que el jarabe de ácido clavulánico y amoxicilina, además de ser una presentación pediátrica, está indicada para ciertos tipos de infecciones.

Es por ello que nunca administre el medicamento sin la prescripción y supervisión del médico especialista. Además, ante la presencia de cualquier efecto adverso o reacción alérgica, consulte con el médico a fin de poner fin al tratamiento o cambiarlo.