USOS DEL ÁCIDO CLAVULÁNICO » ¿Para qué sirve?

El ácido clavulánico es un compuesto de gran importancia para la salud, ya que ayuda a que los antibióticos puedan tener el efecto deseado en el organismo. Esto debido a que algunas personas pueden llegar a presentar algún tipo de resistencia al medicamento, por motivo de las bacterias. Por tal razón, es que los usos del ácido clavulánico son muchos, ya que sin duda alguna brinda innumerables beneficios.

¿Cuáles son los usos del ácido clavulánico?

 usos del ácido clavulánico

Antes de mencionar cuales son los usos del ácido clavulánico, es importante conocer un poco más sobre él; ya que muchas personas pueden desconocerlo. Su nombre deriva del microorganismo Streptomyces clavuligerus y es un compuesto que se genera de manera biosintética a base de aminoácido arginina y del triosa fosfato.

La función del ácido clavulánico es la de actuar como un inhibidor de la bacteria betalactamasa, ya que permite restablecer el efecto antimicrobiano de los medicamentos.

Ahora bien, gracias a los beneficios que presenta este ácido, su uso está orientado al área de la medicina; ya que ayuda a tratar y prevenir diversas enfermedades que son producidas por bacterias.

Usos en el área de la medicina

El uso que tiene el ácido clavulánico en la medicina es de gran importancia, ya que gracias a sus componentes, cuenta con un gran efecto para actuar en contra de las infecciones producidas por algunas bacterias. No obstante, algo que hay que mencionar, y lo cual resulta fundamental, es que su uso se da en combinación con ciertos antibióticos; como es el caso de la amoxicilina.

En conjunto, estos compuestos actúan y son muy recomendados por los médicos especialistas, para tratar diversas enfermedades o afecciones; especialmente aquellas que se producen en la piel, en la orina, en los pulmones y en los oídos.

El ácido clavulánico permite que el tratamiento se lleve a cabo de manera eficaz, ya que elimina aquellos virus que son inmunes al antibiótico solo.

La función que tienen ambos compuestos consiste en; la amoxicilina detiene el desarrollo de las bacterias en el cuerpo, mientras que el ácido clavulánico se encarga de inhibir la betalactamasa, es decir, que previene que las bacterias frenen la acción del medicamento.

Entre las infecciones que puede tratar el ácido clavulánico se encuentran las siguientes:

  • Infecciones de las vías respiratorias.
  • Dentales.
  • Del tracto urinario.
  • Afecciones de los senos paranasales y el oído medio.
  • Oseas y articulares.
  • Infecciones cutáneas y de los tejidos blandos.
  • Enfermedades de transmisión sexual.

Esta última no es muy común; sin embargo, ya se ha llegado a utilizar el ácido clavulánico como tratamiento para este tipo de enfermedades. Pero es sumamente importante que su uso se dé solo si así el medico lo haya establecido, puesto que de lo contrario, es posible que pueda ocasionar algunas reacciones adversas; así que es necesario tener precaución.

Recomendaciones finales

En términos generales, este ácido es muy beneficioso, tanto así que es muy útil para tratar diversas enfermedades, como las mencionadas anteriormente, ya que como bien lo dijimos ayuda a eliminar las bacterias que las causan. No obstante, es importante tener presente que al igual como ocurre con cualquier otro medicamento, es sumamente necesario tener precaución en su uso.

Esto porque a pesar de que brinda muchos beneficios, puede llegar a ocasionar algunas reacciones adversas; sobre todo si la persona que lo consume es alérgica o porque ingiere una dosis excesiva del mismo. Por tal razón, es necesario no auto medicarse, sino más bien acudir a un médico para que lo diagnostique y le indique si puede o no hacer uso de él, y en tal caso, cual es la dosis recomendada; esto con el fin de evitar problemas en la salud.